Confortado por el resultado sin precedentes de su Partido Demócrata (más del 40% de los votos) en las elecciones europeas, el jefe de Gobierno italiano Matteo Renzi “se siente ahora el ‘kingmaker’ de la UE”, escribe Corriere della Sera. Al día siguiente del voto y cuando un Consejo Europeo informal deberá tener lugar esta tarde en Bruselas- y a un mes del comienzo de la presidencia italiana de la UE- Renzi se ha reunido con sus homólogos británico David Cameron y alemana Angela Merkel, y con el presidente francés François Hollande, para, informa el diario italiano, “salir del bloqueo en el que nos encontramos”.

A comenzar por la cuestión de las próximas nominacionese en Bruselas, indica el diario italiano:

si la candidatura del presidente del Parlamento Europeo Martin Schulz no está ya de actualidad para la presidencia de la Comisión Europea, con la victoria del PPE, la del candidato oficial de los conservadores, el mismo Jean-Claude Juncker que ocupó durante años la presidencia del Eurogrupo, no debería salir adelante.

El Corriere evoca también la posibilidad de que Renzi reivindique para Italia la presidencia de la Comision, en la persona de su predecesor a la cabeza del Gobierno, Enrico Letta.