Cover

La detención de Mehdi Nemmouche, un antugio yihadista en Siria de 29 años de edad y de nacionalidad francesa, sospechoso del asesinato de tres personas en el Museo Judío de Bruselas el 24 de mayo, hace que el “peligro de los combatientes yihadistas retornados de una vez sea tangible”, escribe De Volkskrant. Nemmouche fue detenido el 30 de mayo en Marsella durante un control rutinario cuando llegaba en autobús desde Ámsterdam. De Volkskrant teme que otros antiguos yihadistas europeos en Siria, calificados como “bombas de relojería”, lleven a cabo más ataques en Europa.