“Gran Bretaña es parte de Europa” afirma Le Monde en el editorial del 2 de julio, juzgando que la polémica sobre la presidencia de la Comisión Europea “ha hecho resurgir el espectro del ‘Brexit’”.

El diario comparte la opinión de Wolfgang Schäuble de que tal salida sería “absolumente inaceptable”, y cita una entrevista en el Financial Times en la que el ministro alemán de Economía afirma que

históricamente, políticamente, democráticamente, culturalmente, Gran Bretaña resulta totalmente indispensable para Europa.

En dicha entrevista, Schäuble afirma que el Reino Unido es “claramente” un socio de Alemania en las reformas económicas en marcha en el seno de la UE. El Financial Times cita al ministro:

No corresponde solamente a Alemania tender la mano al Reino Unido. El Reino Unido es vital para Europa y todas sus instituciones y Estados deberían escuchar lo que dice Londres.

Sin embargo, estima Le Monde,

cada vez es más difícil acomodarse a los humores más allá del Canal de la Mancha. Porque, en el fondo, ¿qué es lo que quieren los británicos? ellos mismos tienen dificultades en formular sus reivindicaciones concretas, más allá de un hartazgo con la burocracia bruselense que es ampliamente compartido en Europa. […] Es urgente que las élites británicas encuentren de nuevo el camino de la razón y de la responsabilidad, y que extraigan sus conclusiones. Antes de que sea demasiado tarde.