Cover

“El responsable de munición de Al-Qaeda ha formado a los yihadistas europeos para convertirse en terroristas suicidas con objetivos en sus propios países,” anuncia The Times.

El diario informa que se reforzarán las medidas de seguridad en los aeropuertos con destinos a los Estados Unidos, bajo la evidencia de que Ibrahim Hassan Tali al-Asiri, “El máximo responsable de munición de Al-Qaeda en Yemen, ha transmitido conocimientos y experiencia a través de programas secretos a combatientes extranjeros en Siria.”

Al-Asiri, de 32 años, es sospechoso de haber desarrollado una nueva generación de bombas no metálicas, lo suficientemente pequeñas para que puedan ser escondidas en la ropa interior o incluso implantadas en el cuerpo humano. Los servicios de inteligencia occidentales temen que dicha tecnología haya sido transmitida a los combatientes de origen europeo que vuelven desde Siria.

.