Cover

El Gobierno belga está introduciendo una etiqueta para productos provenientes de los territorios palestinos ocupados por Israel. “Aunque esto no es un boicot, se trata de una importante palanca política”, escribe De Morgen.

La UE defiende desde hacer largo tiempo la introducción de una etiqueta especial que designe el origen de los productos, pero los Estados miembros todavía no han alcanzado un consenso en la materia. En el Reino Unido y Dinamarca existe desde 2009.