Cover

La crisis en Rusia y Ucrania está teniendo un impacto negativo en los negocios dentro y fuera de la eurozona, escribe Financial Times después de que la Unión Europea impusiera sanciones a Rusia en ámbito energético y financiero principalmente.

Adidas, Volkswagen y Metro han registrado caídas en Bolsa y en sus ventas, directamente ligadas a la limitación de sus actividades en Rusia, y Siemens ha avisado de que la crisis plantea “serios riesgos” para el crecimiento en Europa en 2014 y 2015. Prestamistas, grupos industriales y compañías petroleras europeas están también comenzando a sufrir las consecuencias negativas en las previsiones de crecimiento e ingresos.

Algunas compañías están estudiando las nuevas sanciones antes de pronunciarse. El diario cita al consejero delegado de Royal Dutch Shell, que manifestó que

es demasiado pronto para decir cómo se desarrollará, que consecuencias habrá y cómo habrá que reaccionar.