Cover

Los dirigentes de Estados Unidos y de Gran Bretaña desean forjar una sólida alianza militar contra Rusia y el ISIS (Estado Islámico en Irak), con vistas a la conferencia de la OTAN que comienza en Gales el 4 de septiembre, escribe The Times.

En una declaración conjunta que publica el diario, el presidente norteamericano Barack Obama y el primer ministro británico David Cameron tienen la voluntad de “usar su fuerza militar para asegurar una presencia permanente en Europa del Este” que tiene que ser reforzada con “una fuerza multinacional de respuesta rápida, compuesta por efectivos de tierra, mar y aire y fuerzas especiales, que pudiera ser desplegada en cualquier lugar del mundo un un período muy corto de tiempo.” Ambos hacen llamamiento a sus aliados en la OTAN para acompañarles

El Reino Unido y Estados Unidos son dos de los únicos cuatro miembros de la OTAN que cumplen con el objetivo de gasta el 2% del PIB en defensa, y otros Estados deben ir hacia este objetivo con urgencia.

The Times indica que Francia se ha “plegado a la presión” de sus aliados británicos, norteamericanos y de Europa del Este para detener la entrega de un polémico navío de guerra (tipo Mistral) a Rusia, en lo que el diario considera

un signo de que la determinación occidental para responder a los avances militares [de Rusia] en Ucrania se está endureciendo.