Cover

"Pasé un día con los venenos etnobotánicos” es el título con que Adevărul publica un trabajo de investigación sobre la espectacular expansión de las "tiendas de sueños” o “spice shops” en Rumanía. En tan solo tres años y desde su aparición en el mercado rumano, las “drogas legales” conocidas como “etnobotánicas” que se venden en forma de plantas, incienso o abono “han esclavizado a más de 500.000 rumanos”. Las autoridades locales de varias ciudades han prohibido la venta de este tipo de productos a menos de 1,5 kilómetros de instituciones públicas, especialmente escuelas. Sin embargo, uno de los comerciantes afirma que “con esta clase de negocio se gana mucho más dinero del que pueda imaginarse”.