La Unión Europea ha lanzado una operación que tendrá una duración de dos semanas contra los inmigrantes irregulares en 26 países de la zona de libre movimientos Schengen, escribe EUobserver.

Citando un informe filtrado, el sitio web informa de que “miles de policías” procederán a “detener y posiblemente deportar a individuos que no lleven los documentos en regla” en puestos fronterizos y estaciones de ferrocarril y de autobús.

Según EUobserver, la presidencia italiana de la UE ha diseñado la operación, que lleva el nombre Mos Maiorum (literalmente “Costumbres Ancestrales”), como “un ejercicio de operación de inteligencia conjunta”:

Detalles como la edad, nacionalidad, fecha de nacimiento, lugar y hora de detención, medios de transporte, rutas de inmigración y solicitudes de asilo, entre otros, serán incluidos. [...]La policía también intentará obtener información sobre cuánto dinero un inmigrante paga para entrar en la UE, su lugar final de destino, y los nombres de los individuos que les hayan podido ayudar en el trayecto.

EUobserver precisa que “un país de la zona Schengen del que no se han dado los detalles se ha negado a participar” en la operación.