Cover

Después de Ceausescu, Iliescu, Constantinescu y Basescu, le toca el turno a Klaus Iohannis, escribe en portada el diario de Bucarest Adevarul. El nuevo presidente rumano, de la minoría sajona de Transilvania, prestó juramento el 21 de diciembre y se convirtió oficialmente en el sucesor de Traian Basescu, después de dos períodos consecutivos de mandato de este último.

En su discurso de investidura, anunció que invitaba a los partidos políticos invitados al palacio presidencial de Cotroceni para llevar a cabo consultas sobre un "proyecto nacional", y subrayando la necesidad de una Rumanía libre de corrupción. En cuanto a la política exterior, dijo que Rumanía continuará trabajando en sus tres áreas estratégicas principales: la asociación estratégica con los Estados Unidos, y la pertenencia a la OTAN y la UE. De Acuerdo a Adevarul

El mensaje del nuevo presidente de Rumanía se centró en torno a la idea de cambiar las mentalidades – algo que siempre ha sido un hándicap de la clase política del país.