Las élites europeas se sienten amenazadas por el ascenso de la extrema izquierda,informa Le Monde, para el que el partido radical Syriza puede ganar las elecciones anticipadas el 25 de enero en Grecia. Sin embargo, Grecia está lejos de ser el úncio país de Europa que está conociendo un auge de "la izquierda de la izquierda'. De hecho, indica el diario,

A unos pocos miles de kilómetros de Atenas, en España, la formación de extrema izquierda euroescéptica Podemos se prepara para las elecciones legislativas de 2015, con posibilidades de ganar. [...] En Portugal, Chipre e Irlanda, los movimientos de extrema izquierda también seducen a electores agotados por una austeridad impuesta "desde arriba", desde Bruselas, y nostálgicos de un generoso Estado de bienestar.

El diario explica que estos movimientos de la izquierda radical se modernizan "dejando los temas más obsoletos para centrarse en la opresión ejercida por Europa y el FMI" . El diario señala que en Grecia o Portugal son "los primeros ministros socialistas los que firmaron los acuerdos con la troika", lo que explica por qué muchos votantes que se sienten traicionados por la izquierda moderada están volviéndose ahora hacia la extrema izquierda. Sin embargo, incluso si sus líderes tienen "discursos virulentos contra Bruselas", no se oponen a la UE como tal, puesto que "su idea es transformarla". Este carácter europeísta bien podría conducir a una pérdida de influencia que favorezca a "la derecha populista" , concluye Le Monde.