El fin del tope mínimo de cotización del franco suizo decidido por el Banco Central Suizo el pasado 15 de enero ha causado malestar en Polonia, informa Gazeta Wyborcza. En efecto, a raíz de esta decisión, "el valor del franco suizo aumentó" en tan solo unas pocas horas, pasando de 3,5 a 5,20 eslotis (frente a los 4.2 eslotis por euro). A día de hoy, el tipo de cambio del franco suizo se ha estabilizado en 4,3 eslotis. Así pues, las mensualidades de quienes firmaron una hipoteca en la moneda helvética han aumentado de manera inesperada. Si el pago medio de una hipoteca en eslotis en Polonia alcanza los 500 euros, quienes firmaron un contrato en francos suizos tendrán que desembolsar una media de 570 €, aproximadamente.

Como destaca el New York Times, "en Polonia, en 2013, había 562.487 hipotecas en francos suizos, lo que representa casi un tercio de todos los préstamos". Esto significa que, de un día para otro, un gran número de hogares ha visto la cuantía de su crédito incrementada sustancialmente. El diario estadounidense ha recogido testimonios de los propios afectados que decidieron, entre 2004 y 2010, firmar un préstamo en francos suizos, ya que, como dijo uno de ellos, "todos lo hacían". El diario explica que "antes de que la crisis financiera golpeara a Europa, los bancos presionaban a sus clientes para que firmaran préstamos en francos suizos", ofreciendo tipos de interés más favorables que para los préstamos en eslotis. El rotativo explica igualmente el ejemplo de un hombre que paga el crédito en francos suizos al 4,65%, frente a tipos de interés del 10 a 12% si lo hubiera hecho en la moneda nacional polaca.

Ahora, señala el rotativo, y como consecuencia de ello, los polacos "se encuentran aterrorizados, tienen miedo y rezan para que el Gobierno haga algo"; una de las personas entrevistadas por el periodista afirma que pensó incluso "en suicidarse". El New York Times recalca además que Polonia no es el único país que se encuentra en esta situación:

El año pasado, Hungría se enfrentó a una situación similar y obligó a sus bancos a convertir los préstamos inmobiliarios en francos suizos a florines húngaros con tipos de interés más bajos que los existentes en el mercado. El país fue criticado por esta política, la cual acabó también por enfriar el sector bancario [...] En este sentido, Polonia habría considerado una solución similar. La primera ministra, Ewa Kopacz, ha declarado [...] "estar al lado de los ciudadanos antes que de los bancos". Pero el ministro de Finanzas, Mateusz Szczurek, ha rechazado la solución húngara, afirmando que "no es competencia del Estado tener que eliminar los riesgos asumidos responsablemente por los ciudadanos”.

Sin embargo, el Ejecutivo polaco y las diversas partes implicadas se han comprometido en la búsqueda de nuevas medidas que puedan aliviar la actual situación de los hipotecados. Como destaca Gazeta Wyborcza,

El Gobierno, la Comisión de Control Financiero, la Autoridad para la Protección de la Competencia y de los Consumidores y los propios bancos tratan de rescatar a los hipotecados. Los propios bancos han rebajado la oferta de estas hipotecas y han tenido en cuenta el LIBOR negativo, por lo que las tasas de interés de los clientes han disminuido.

Dicho esto, el diario de Varsovia se pregunta sobre la validez de esta ayuda para los que suscribieron un préstamo en francos suizos:

¿Los polacos que firmaron una hipoteca en francos suizos están realmente en desventaja? La respuesta a esta pregunta no está tan clara. El diario pone el ejemplo de alguien que haya contraído un préstamo de 75.000 euros en eslotis en 2006 y que haya pagado las mensualidades más importantes hasta este momento. [...] Si esa misma persona hubiera firmado un préstamo en francos suizos a más de 30 años, lo más probable es que le saliera esta segunda opción mucho más rentable a fin de cuentas.

Rumanía también se ha visto afectada por la decisión del Banco Central Suizo. Cerca de 70.000 rumanos tienen en su haber un préstamo en francos suizos, y según Adevarul Financiar, los afectados comienzan a organizarse. Ellos son los que han creado una página en Facebook llamada "El Grupo de Clientes endeudados en francos suizos" demandando un cambio en la legislación nacional y la apertura de negociaciones con los bancos.