Cover

Con la elección de este título para presentar los desafíos de la visita del líder ruso a Budapest, el mensual de Izquierda Magyar Narancs explica que "el Gobierno húngaro no podía rechazar esta visita", pero "Moscú también necesita Hungría" . Para la revista de Budapest, que no deja de recordar las manifestaciones que tuvieron lugar en la capital húngara en la víspera de su visita el 17 de febrero, Putin "necesitaba demostrar al mundo que todavía hay un país europeo que lo apoya", pues se trata de la primera visita del presidente ruso a un Estado miembro de la UE desde la aplicación de las sanciones contra Moscú.

En cuanto al primer ministro húngaro, Viktor Orbán, ha destacado que "incluso aunque Hungría no apoye las sanciones, la paz en Ucrania es un requisito previo para la restauración de las buenas relaciones entre la UE y Rusia." Putin, que está aislado internacionalmente y tiene dificultades para encontrar nuevos mercados para los productos y servicios rusos, ha firmado varios acuerdos económicos con Budapest, en los ámbitos de la energía, nuclear, académico y médico.

Para entender la Hungría de Viktor Orbán, lea nuestro dosier.