Cover

Andrzej Duda, el candidato del partido conservador Derecho y Justicia (PiS), en la oposición, ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales polacas el 10 de mayo, lo que es es "una gran sorpresa" escribe Gazeta Wyborcza, agregando que Duda ha obtenido el 39.69% de los votos. El presidente saliente, Bronislaw Komorowski, apoyado por la Plataforma Cívica, el partido de centro-derecha en el poder y que partía como favorito, ganó el 29,14% de los votos. El candidato independiente y exestrella de rock, Pawel Kukiz, ha obtenido por su parte un 21.28%.

"Esta es una seria advertencia para todo el equipo en el poder", declaró Komorowski, quien se enfrentará a Duda en la segunda vuelta el próximo 24 de mayo. Para la mayoría de los comentaristas, el resultado de la primera vuelta supone "un jarro de agua fría" para Komorowski y sus aliados y podría conducir a "un terremoto político" en Polonia, antes de las elecciones parlamentarias de este otoño.

Adam Michnik, director del diario centro-izquierda Gazeta Wyborcza afirma por su parte que

La primera ronda indica que Polonia podría volver a terminar en manos de irresponsables e incompetentes.