Cover

"El enfado de los jueces se extiende por toda Francia", titula Le Monde en vísperas de una movilización nacional sin precedentes. El diario informa de que una cincuentena de tribunales superiores de Justicia (de un total de 179) han decidido seguir la consigna de suspensión de audiencias el jueves 10 de febrero –a pesar de que los magistrados no tienen derecho a la huelga en Francia-. El malestar entre la magistratura ha sido provocado por las declaraciones del jefe del Estado ante el asesinato, a principios de febrero, de una joven de 18 años a manos de un violador reincidente. Nicolas Sarkozy calificó el comportamiento de los jueces en este asunto como una "falta" (pues el sospechoso debió haber sido puesto bajo vigilancia por los consejeros de reinserción a la salida de prisión). Los magistrados se movilizaron desde el primer momento para denunciar el pésimo proceso al que han sido sometidos y el déficit de medios a disposición de la justicia en Francia.