Cover

Las medidas de austeridad en el sector público han provocado “el estupor ante el primer salario percibido este año”, titula Lidové noviny. Mientras los policías reclaman la dimisión del ministro del Interior, los diputados —que, sin embargo, votaron personalmente los recortes presupuestarios— se revelan. Tal y como estaba previsto, sus salarios han experimentado una bajada de alrededor del 5% y se les impone que declaren un 15% de las indemnizaciones recibidas, algo que a muchos de ellos se les escapó en el momento de la votación del presupuesto y que supone “una cantidad de dinero considerable”, apunta el diario. “El resto del país observa cómo los elegidos se ven atrapados por las consecuencias de sus propias distracciones”, comenta Lidové noviny, que también añade que el presidente Václav Klaus —que, por primera vez, se ve obligado a pagar impuestos por sus indemnizaciones— “no entiende el motivo por el que, de entre todos los ciudadanos, es su cargo el que más deba sufrir los recortes”.