Cover

"Las revoluciones árabes: una oportunidad para nosotros". Con un cierto tono de revancha tras siete meses de debate sobre el lugar del Islam en Alemania,Die Zeit escribe sobre estos prejuicios y otras "cabezas de turco" que desaparecerán del imaginario europeo al mismo tiempo que caen los déspotas de Oriente Próximo. La revista opina que, sin duda, "la revuelta de Túnez, de El Cairo y de Teherán modificará la visión occidental del Islam". En un largo reportaje, cuyo estilo parece inspirarse en el "No tengáis miedo" que dirigió Juan Pablo II a los pueblos de Europa del Este, el semanario ilustra los elementos relacionados con estas revueltas populares que conseguirán mejorar el mundo, desde Berlín a Pekín,pasando por Ramala. En primer lugar en nuestros países, ya que el hecho de acabar con la demonización de la imagen de los musulmanes será de gran utilidad para la vida en común; y luego en otros lugares más lejanos, porque las relaciones entre la UE y Turquía, que deja de ser "la bisagra entre la Europa democrática y el despotismo árabe", adoptarán un enfoque distinto. Y por último en Irán, en China o en Bielorrusia, porque nadie garantiza que sus regímenes salgan indemnes de la onda expansiva provocada por las "revoluciones árabes".