Cover

Treinta años después del golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, el diario El País "la memoria viva del 23-F". Aquel día, un grupo de guardias civiles a las órdenes del teniente-coronel Antonio Tejero, tomó al asalto el Congreso de los Diputados, secuestrándo a los diputados hasta la mañana del día siguiente. Un hecho histórico que puso a prueba a la joven democracia española, y que "permanece intacto en la memoria" de los españoles, subraya el diario, recordando que el 46% de los ciudadanos guardan un recuerdo "muy claro y vivo" de la fecha, mientras que el 73% considera que conviene recordar el día para asegurarse de que "algo así no vuelva a ocurrir nunca". Por otra parte, para el 70% la intervención del rey Juan Carlos I habría sido fundamental para frustrar el golpe de Estado. Un hecho que debe ser recordado como "perenne antiejemplo", pero cuya "repetición en nuestra actual realidad social resulta sencillamente impensable", concluye El País.