"Vivo, tenía tanta probabilidad como Poncio Pilatos para convertirse en héroe católico", y precisamente el Vaticano lo reivindica ahora como uno de los suyos, ironiza The Times. El diario londinense informa de que L´Osservatore Romano, el diario oficial de la Santa Sede, acaba de dedicar un largo y elogioso artículo al escritor angloirlandés, atacado durante su vida por sus excesos y por su homosexualidad. Pero Wilde se convirtió al catolicismo en su lecho de muerte, en 1900. The Times recuerda que, a pesar de la hostilidad del Papa Benedicto XVI hacia la homosexualidad, "la rehabilitación de Wilde comenzó hace dos años, cuando sus aforismos fueron incluidos en una compilación editada por el jefe de protocolo del Vaticano".