Cover

"Mantengamos la calma y sigamos adelante". El diario lisboeta i dedica su portada al eslogan presente en un cartel elaborado por el ministro británico de Información al inicio de la Segunda Guerra Mundial para su distribución en caso de que los alemanes llevaran a cabo un intento de invasión. Hoy en día, se usa como llamamiento a la calma para los hogares portugueses, puesto que deberán convivir con las medidas de austeridad impuestas por la troika (FMI, BCE y CE) hasta 2013. “El préstamo [de 78 mil millones de euros] les costará a los hogares portugueses 3 mil millones de euros a lo largo de dos años, publica i, al tiempo que advierte a sus lectores: "Disfruten de estos seis meses. La cosa empezará a empeorar en 2012 y se pondrá muy fea en 2013" con vistas a garantizar el objetivo de déficit del tres por ciento. Debido a esta factura — que constituye el 40% del esfuerzo total exigido a la economía portuguesa— los hogares pagarán más impuestos y percibirán menos prestaciones estatales, subsidios y pensiones. Es posible consultar el memorando de acuerdo elaborado por el Gobierno, el FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo en la edición online de Expresso.