Cover

“La independencia es ahora inevitable”, titula The Scotsman tras las elecciones generales del 5 de mayo en Escocia, en las que el Partido Nacional Escocés (SNP) obtuvo de manera histórica 69 escaños de los 129 que constituyen el Parlamento. Es la primera vez que el SNP, que busca separarse del Reino Unido, ha conseguido una mayoría general en la asamblea autónoma establecida en 1999. Sin mencionar una fecha para el referéndum sobre la separación del Reino Unido, el líder del SNP y primer ministro escocés, Alex Salmond, ha declarado: “creo que el destino de la independencia es más o menos inevitable, pero el momento para hacerlo es, obviamente, decisión de los escoceses”. El diario de Glasgow señala que “un portavoz de David Cameron insistió en que el primer ministro del Reino Unido no desea en absoluto someter la independencia a voto, ni ve la necesidad de que se celebre una votación”.