Cover

“Se agrava el conflicto sobre el control de la frontera germano-danesa”, titula en primera plana el diario danés conservador, Berlingske, que explica cómo el Ejecutivo alemán, que en un primer momento no se había pronunciado sobre la decisión de Copenhague de reinstaurar el control fronterizo entre sendos países, critica en este momento a los daneses. El viceministro alemán de Asuntos Exteriores, Werner Hoyer, publicó ayer un artículo de opinión en el Berlingske en el que, pese a no mencionar abiertamente el país, subrayaba que “quienes añoran los controles fronterizos niegan los resultados básicos logrados por Europa y juegan con el fuego del nacionalismo”. Estas declaraciones han sido calificadas inmediatamente de “pura palabrería” por el ministro danés de Defensa, el conservador Lars Barfoed, afirma el rotativo.