Cover

Que la verdadera Gran Bretaña haga el favor de dar un paso hacia delante. Mientras que augustas instituciones tales como el FMI declaran que el Reino Unido es uno de los países más afectados por la crisis mundial, dado que se prevé una contracción todavía mayor de su economía y un incremento galopante del desempleo pudiendo alcanzar los tres millones de parados en 2009, el banco City registra unas ganancias sin precedentes en su primer semestre. El diario británico The Independent informa hoy que el banco Barclay’s ha contabilizado unos beneficios antes de impuestos de 2,98 mil millones de libras esterlinas, en aumento de un 8% en 2008, mientras que el HSBC ha logrado ingresar 2,8 mil millones de libras esterlinas en un momento en el que el panorama financiero se muestra sumido en la incertidumbre.

En la portada del diario London daily, Bob Diamond, presidente del Barclay’s Capital, quien gana la sencilla suma de 50 millones de libras esterlinas anuales, promete que las primas destinadas al personal alcanzarán las siete cifras, dado que, de lo contrario, los “titulados universitarios de alto calibre” no se “interesarán en nuestra empresa”. Nada menos que el “canciller en la sombra” del partido Conservador, George Osborne, ha respondido diciendo que “los bancos deberían tener cuidado con el uso que le dan al dinero de los contribuyentes”. Mientras tanto, Northern Rock, el primer banco en quebrar al comienzo de la crisis en 2008, ha contabilizado pérdidas que ascienden a los 724 millones de libras esterlinas, a pesar de la cuantiosa suma de 10,9 mil millones de libras esterlinas que invirtió el Gobierno británico en el citado banco.