Cover

“Aumenta la presión sobre la Policía Metropolitana de Londres para que amplíe sus pesquisas en el caso de las escuchas telefónicas” titula The Guardian, después de que altos cargos políticos e importantes figuras públicas compareciesen ante el Parlamento. Éstas han sido el objetivo de un célebre detective privado que trabajaba para el grupo mediático News Internacional, de Rupert Murdoch. Ya se sabía que el investigador privado Jonathan Rees utilizaba técnicas de vigilancia ilícitas, que supuestamente incluyen el allanamiento de morada, la piratería informática e identidades falsas para recabar información sobre los famosos. Sin embargo, según afirma The Guardian, las víctimas de Rees ahora incluyen al nuevo miembro de la familia real, Kate Middleton, agentes del MI6 que se habían infiltrado en el IRA Provisional y altos cargos políticos, entre los que figura el ex primer ministro Tony Blair cuando aún ocupaba su cargo. La policía ha estado investigando las escuchas telefónicas que News International ha llevado a cabo desde enero, pero lo que podría resultar sumamente polémico son los “cientos de miles de documentos” recopilados por la Policía Metropolitana sobre la actividad de Rees. Un miembro del Partido Laborista se ha dirigido al primer ministro en la Cámara de los Comunes para declarar que “algunas personas influyentes están intentando encubrirlo".