Cover

Mientras los diputados griegos votaban a favor del plan de austeridad presentado por el Gobierno, "la plaza Syntagma entraba en ebullición", relata Eleftherotypia, que evoca en portada la "cólera contra el terrorismo de Estado". Porque "asustados ante la masa de los manifestantes, los policías emplearon gases lacrimógenos, transformando la plaza en un campo de guerra", critica el diario de izquierdas. "Balance: más de 100 heridos y una estación de metro convertida en sala de primeros auxilios. La imagen es triste y recuerda a la de los disturbios de diciembre de 2008. Con la diferencia de que, en esta ocasión, excluyendo a unos 200 alborotadores, los manifestantes no buscaban ocasionar problemas. Quieren expresar su cólera y continuarán movilizándose".

Por su parte, Kathimerini aprecia en el voto del Parlamento "un alivio financiero sobre un fondo de violencia". "Ya se ha enviado el mensaje a Europa, Grecia asume una nueva cura de austeridad, a pesar de la violencia que toma las calles", se congratula el diario de centro-derecha. "Los europeos se turnan para hablar de la 'buena nueva' de Grecia. Aseguran de esta manera el desembolso de la quinta parte del préstamo de 110.000 millones de euros, es decir, de 12.000 millones. También ha aumentado la esperanza de la concesión de un nuevo préstamo".