Cover

“El Tribunal [de Apelaciones de La Haya] ha dictado una sentencia histórica” para “consternación del Estado”, al juzgarlo responsable de la muerte de tres hombres bosnios en la masacre de Srebrenica en 1995, titula Trow. Bajo mandato de la ONU, entre 1992 y 1995 los cascos azules holandeses (Dutchbat) eran los responsables de la seguridad del enclave de Srebrenica, en Bosnia Herzegovina, atacado el 11 de julio de 1995 por las tropas serbias lideradas por Ratko Mladic. Estas tropas deportaron y asesinaron a entre 7.000 y 8.000 hombres musulmanes. Los cascos azules holandeses rehusaron proteger a tres personas conocidas en la base militar holandesa. Según el Tribunal de La Haya, los holandeses “eran conscientes” del “riesgo que corría la suerte de esos tres musulmanes”. Al emitir su veredicto, el tribunal ha subrayado que esta sentencia no podrá ser aplicada automáticamente a los otros procesos en curso contra el Estado holandés en el marco de la masacre de Srebrenica, como por ejemplo el juicio de las 6.000 “Madres de Srebrenica”. Según el diario holandés, el Gobierno, traumatizado por este asunto, ha guardado “un notable silencio” tras el veredicto, pues “hasta ayer las secuelas de ‘Srebrenica’ se centraban sobre el antiguo comandante del ejército serbobosnio, Ratko Mladic, que debe justificar su actuación ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia”, sito igualmente en La Haya.