Cover

"El 24 de agosto de 1989, el Parlamento polaco eligió a Tadeusz Mazowiecki como primer ministro. El ejército soviético todavía seguía estacionado en Polonia, y el Muro de Berlín permanecía en pie. Estábamos caminando sobre una fina capa de hielo..", escribe Gazeta Wyborcza. Mazowiecki se convirtió así en el primer jefe de gobierno no comunista de Polonia desde la Segunda Guerra Mundial. Su candidatura había sido defendida por Adam Michnik, redactor-jefe de Wyborcza, en lo que se convirtió finalmente en un artículo que hizo época, titulado "Vuestro presidente, nuestro primer ministro".

La iniciativa de Michnik se encontró con extendidas críticas desde el sindicato Solidaridad, y uno de los principales oponentes fue el mismo Mazowiecki. "Tras las elecciones del 4 de junio, los comunistas, todavía afectados por su derrota, no querían ceder el poder. Y Solidaridad, todavía afectada por su victoria, no se atrevía a tomarlo", recuerda Roman Malinowski, entonces jefe del Partido Popular Unido (ZSL), aliado de los comunistas, en una entrevista para Gazeta, añadiendo que el papel de Lech Walesa fue fundamental para superar el impasse. Por su mediación, los ex aliados del Partido de los Trabajadores Polacos Unidos- el ZSL y el Partido Democrático (SD)- cambiaron de bando y se aliaron con Solidaridad, haciendo posible la elección por vez primera en cuarenta años de un primer ministro no comunista.