Cover

"Euroemergencia", titula el diario La Vanguardia al día siguiente de la conferencia de prensa del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, que supuestamente iba a tranquilizar a los mercados y que califica de "decepcionante". Debido a "la falta de determinación de Trichet" y a que "no hubo unanimidad entre los consejeros de la institución para acordar la compra de deuda pública italiana y española", los dos países en el punto de mira de los especuladores, los mercados respondieron negativamente provocando un nuevo colapso de las Bolsas europeas.

Sin embargo, de acuerdo con el periódico de Barcelona, Trichet también puso sobre la mesa "un problema de fondo: la gobernanza del euro requiere de un sistema político e institucional más ágil y eficaz". La Vanguardia denuncia el retraso de los 17 Parlamentos nacionales de la zona euro en aprobar los acuerdos de la última cumbre de la UE, dejando al BCE "solo ante el peligro". El resultado de "este pulso institucional" puede tener y está teniendo ya "graves consecuencias económicas", añade el diario, por lo que "la Unión Europea debe reaccionar inmediatamente para detener el peligroso clima de desconfianza que se ha adeñuado de los mercados", ya que el euro se encuentra "nuevamente, en la encrucijada".