Cover

"El BCE defiende a España e Italia con una compra récord de deuda", titula El País tras el anuncio del Banco Central Europeo de la compra de 22.000 millones de euros de bonos de los dos países, con el objetivo de salvarlos "de la quema de los mercados". Una cifra "récord" desde el inicio del programa de compra de deuda pública del BCE en mayo de 2010. "Es una gota de agua" en relación al volumen de la deuda pública de ambos países, según el periódico madrileño, pero su efecto en los mercados ha sido "instantáneo". Esta medida del BCE, que, como recuerda El País, es "extraordinaria y temporal", seguirá vigente hasta que los Parlamentos nacionales de la zona euro adopten el refuerzo del Fondo de Europeo de Estabilidad Financiera (FESF), algo que no ocurrirá antes de septiembre.

Para el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, la compra de deuda de países en dificultad es una mala estrategia, que marca claramente la "caída del BCE". Dominado por los países del sur, que son mayoría en el seno de su consejo de administración, el Banco Central Europeo "se ha transformado en el Bad Bank [banco malo] Europeo", cuya reputación solo puede empeorar.