Cover

En un llamamiento a la solidaridad entre los países europeos publicado en De Volkskrant, tres economistas condenan la actitud de "procurador de justicia" de ciertos países como el Reino Unido y los Países Bajos frente a Islandia, país abrumado por las deudas y que se esfuerza en salir del marasmo económico. Recuerdan en este llamamiento, que "nunca un país ha podido pagar una deuda de semejantes dimensiones, ni ningún país (Islandia tampoco) podrá reembolsarla si no es endeudándose. Es un callejón sin salida". Los tres economistas invitan a los países acreedores a adoptar una actitud más pragmática : en nombre de la "solidaridad europea", abogan por un "acuerdo realista " con el fin de "restablecer el crecimiento".

Los firmantes hacen una comparación con la situación de Alemania en los años 20 : "Tal como Keynes había avisado, Alemania fue incapaz de satisfacer los créditos de los aliados y fue obligada a endeudarse, lo que la llevó a aumentar su deuda extranjera. Empujada por la desesperación, la población se lanzó en los brazos de la extrema derecha. No sabemos como reaccionarán los islandeses, los bálticos o los húngaros frente a su desesperanza. Sólo sabemos que todos en conjunto, somos responsables de las deudas de la economía mundial y que juntos debemos salir de ésta".