Cover

En un momento en el que varios países europeos critican el uso de la energía nuclear, la República Checa se prepara para convertirse en una "superpotencia" de la energía atómica. "El Estado quiere construir nuevas centrales nucleares",titula Hospodářské noviny, haciéndose eco de la propuesta del Ministerio de Industria y Comercio, que pretende multiplicar por cinco la producción de energía de origen nuclear hasta el año 2060. La proporción de energía nuclear en la producción de energía en el país pasaría de esta forma del alrededor de 30% actualmente (asegurada por las centrales de Temelín y Dukovany) a más del 80% en 50 años.

Según el proyecto del ministerio, la energía nuclear remplazaría al carbón y reduciría la dependencia del petróleo y del gas importados desde Rusia. ¿Se convertirá de esta forma la República Checa en el "corazón nuclear de Europa"?se pregunta el diario, que explica que esta iniciativa es radicalmente opuesta a la alemana, que ha decidido renunciar a la energía nuclear poniendo un límite en el año 2022, tras la catástrofe de Fukushima en Japón, apostando por las energías renovables.