Cover

“De recorte en recorte, solo se salva el más fuerte”, titula Eleftherotypia, un día después de que el Gobierno anunciara la aplicación de nuevos recortes presupuestarios por 1.700 millones de euros, con la intención de que el déficit público sea del 7,6% del PIB, tal y como lo exige la troïka (Banco Central Europeo, Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional). Este comunicado, que ha puesto fin a 48 horas de suspense, se ha hecho en un clima político y social más cargado de tensiones que nunca, explica el diario de Atenas, y en un momento en el que los socios europeos empiezan a hablar con mayor claridad del problema que supone la permanencia a cualquier precio de un país dentro de la zona euro y de la retirada de la moneda única para volver al dracma.

Esta nueva medida “muestra el triple fracaso del Gobierno”,señala Eleftherotypia: en primer lugar, no ha podido renegociar las condiciones del plan de rigor con la troika para reducir los objetivos de reducción de la deuda para el 2011; en segundo lugar, el poder ejecutivo reconoce que depende por completo de las exigencias de la troika y que deberá adoptar nuevas medidas de austeridad; por último, la política de rigor del Gobierno se muestra incapaz de sacar al país de la crisis. “El hecho de adoptar las reformas entre la espada y la pared, vender nuestro sol a los alemanes y resignarnos a tener un único salario por familia no bastará para contener la cólera de los griegos con respecto a estas nuevas medidas que nunca son las últimas”, concluye amargamente el diario.