Brusselsleaks.com, que inició su andadura el pasado 9 de diciembre, tiene una página web en el servicio de alojamiento de blogs de WordPress y ha invitado a la gente a que envíe de manera anónima documentos confidenciales relacionados con la UE a través de un formulario de contacto encriptado.

A diferencia de WikiLeaks, Brussels Leaks no publicará nada, sino que comprobará la autenticidad de los documentos y se los pasará a medios de comunicación seleccionados.

El sitio planea lanzar próximamente su primer lote de documentos en el sector energético y del transporte. “En cuanto al envío de documentación, ya hemos recibido alguna a través del sitio web, lo cual es una buena señal”, dijo un contacto de Brussels Leaks.

Una forma de mejorar la transparencia en Bruselas

“Nuestra ideología se basa en que la UE puede ser una gran causa para el bien, pero la gente, con razón, desconfía de ella porque parecen ocurrir demasiadas cosas detrás de puertas cerradas. Al llamar la atención sobre esto y sobre sus fallos, esperamos que las instituciones de la EU trabajen para mejorar su transparencia y para asegurar que la voz del ciudadano se escuche claramente por encima de la de la industria, que en la actualidad tiene demasiado poder en Bruselas”.

El contacto añadió que “se filtran documentos muy a menudo” en la capital de la UE, pero debido al número relativamente pequeño de autoridades y diplomáticos de la UE que hay en la ciudad, la gente se resiste a publicarlos para no dañar a sus fuentes.

Una web que denuncia la corrupción en los Balcanes

El proyecto más ambicioso tras Cablegate hasta ahora parece ser OpenLeaks. Establecida en Alemania por el cofundador de WikiLeaks, Daniel Domscheit-Berg, que abandonó la primera por descontento, el sitio planea distribuir software de encriptación a entidades como asociaciones sindicales, organizaciones benéficas y medios de comunicación para que los informadores tengan más opciones para elegir a quién confiar documentos secretos.

En una entrevista con la radio alemana Deutsche Welle celebrada el pasado martes, Domscheit-Berg dijo que OpenLeaks está estableciendo “mecanismos” para asegurar que la gente no pueda utilizar sus herramientas para crear redes “cerradas”. Una fundación asociada a OpenLeaks también presionará para conseguir leyes que favorezcan la transparencia en Alemania.

Otro sitio surgido después de Cablegate, BalkanLeaks.eu, con base en Bulgaria pero que utiliza servidores en Canadá, se centrará en el crimen organizado y en la corrupción de alto nivel en la región. “Hay muchísima gente que quiere cambiar los Balcanes para bien y están dispuestos a aceptar el desafío. Nosotros le ofrecemos ayuda”, dijeron las personas que están detrás del sitio en la declaración que aparece en su página web.