Hace tan solo un año, los políticos europeos crearon una organización para rescatar al euro y desde entonces ha estado muy solicitada. Comenzó con préstamos de 110.000 millones de euros para Grecia. Luego llegaron miles de millones en rescates para Irlanda y Portugal. Y ahora Grecia vuelve a ponerse a la cola.

**Lea el artículo completo en el sitio web de Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung**