Cover

Invitado a responder a las cuestiones que le planteaban los eurodiputados en sesión plenaria en Estrasburgo, el pasado 18 de enero el primer ministro húngaro prometió cambiar las polémicas leyes en su país, ignorando completamente las críticas más profundas relativas al respeto de las reglas democráticas.

El Magyar Hìrlap considera que Orbán “se ha impuesto a los más combativos”, tal y como el diario de derecha califica a

los eurodiputados de la coalición del FMI que han recibido material preparado por la oposición de Budapest. […] El primer ministro rechazó los dictados europeos, pero se ha mostrado dispuesto a entablar un diálogo sobre todos los temas. Pero su tono europeo no le interesa a nadie dentro de las filas de la sección europea del FMI […] cuya voz es la democracia, pero la ley es el fondo monetario.

Por su parte, [Népszava constata](http:// http://www.nepszava.hu/articles/article.php?id=512269) en portada “un diálogo de sordos en el Parlamento Europeo”. Para el diario de la oposición,

Orbán ha hecho como si no entendiese por qué razones le critican en Europa. […] Como siempre, ha mezclado los lugares comunes demagógicos con la defensa de la patria.

"Todo el mundo se ha alineado con las divisiones políticas partidistas”, lamenta el diario, que subraya, por ejemplo, el apoyo del primer ministro polaco Donald Tusk a Orbán, y denuncia “el clima de histeria que rodea lo relativo a Hungría en el Parlamento Europeo".