Cover

“El conservador Victor Orbán gobernará Hungría al haber aplastado su partido, el Fidesz, a sus oponentes de izquierda”, titula Gazeta Wyborcza. Con más de dos tercios de los 386 escaños del parlamento húngaro el Fidesz, partido de centro-derecha, se ha hecho con la mayoría requerida para realizar enmiendas en la Constitución, así como para elegir a un nuevo presidente. Europa central no ha sido testigo de una victoria tan aplastante desde 1989, señala el diario de Varsovia, comparando el poder de Orbán al de “la época comunista de János Kádár”. Gazeta atribuye la victoria a ocho años de gobierno socialista marcados por la corrupción, la ineptitud y la arrogancia. Orbán afronta ahora el reto de sanar una economía enferma y reconstruir la fe pública en el gobierno.