Cover

En el debate anual sobre el estado de la nación, el presidente español y líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, propuso una reforma legal y penal para combatir la corrupción y presumió de no haber pedido un rescate.

El líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba (Partido Socialista), aceptó el pacto sobre corrupción, pero pidió explicaciones acerca del caso de Luis Barcenas, el extesorero del PP acusado de realizar pagos ilegales a altos cargos del partido y de evasión fiscal.