Cover

"La gendarmería utiliza una base de datos ilegal que se centra en los gitanos y nómadas", revela Le Monde. Los gitanos romaníes detenidos en el periodo que va del 2000 al 2004 han sido catalogados por nacionalidades, explica el periódico, que subraya además que "no se trata de húngaros o georgianos, que podrían ser romaníes, sino más bien de romaníes que son húngaros o georgianos". La existencia de esta base de datos, denominada MENS (minorías étnicas no sedentarias) contradice las afirmaciones oficiales según las cuales, en Francia no existen estadísticas basadas en el origen racial o étnico. Cuatro asociaciones de gitanos y nómadas han denunciado el hecho ante la Justicia. En septiembre, la Comisión Europea amenazó con abrir un expediente a Francia por discriminación por origen racial.