Cover

El Gobierno esloveno presentará un plan de reformas económicas y del sistema bancario antes del fin de semana, un plazo fijado por la Comisión Europea.

Los diferentes partidos de la coalición gubernamental de centro-izquierda, dirigido por Alenka Bratusek, se reunieron el 6 de mayo para elaborar el programa previsto.

Según Večer, la principal medida será una tasa sobre la renta de los particulares a partir de 600 euros, que será puesta en marcha en julio y aportará 300 millones de euros anuales a las arcas públicas.

Otro plan será presentado a finales de año, sobre las reducciones de los gastos públicos. Eslovenia atraviesa una difícil situación financiera, en particular a causa de la crisis de su sector bancario.