Ante la masiva afluencia de refugiados que huyen de los combates en Siria, el Gobierno búlgaro lanzó el 16 de septiembre un llamamiento “a la solidaridad europea”, pidiendo a otros países de la Unión que acojan una parte, relata el Trud.

“Actualmente, 4.010 personas, de las que 1.465 son sirios, están en proceso de petición de asilo, y cerca de un millar, unos 250 sirios” están a la espera, declaró el ministro de Interior, Tsvetlin Iovchev. Éste añadió que “pronto” Bulgaria “habrá alcanzado el umbral de 5.000 refugiados que puede acoger” y anunció que iba a escribir a la Comisión Europea para solicitar su ayuda.

El 16 de septiembre, la policía de las fronteras detuvo a 57 personas, de los que 30 eran refugiados sirios, que habían atravesado ilegalmente la frontera turco-búlgara, escribe también el Trud, según el cuál los tres centros de acogida del país están a más del 150% de su capacidad: la Cruz Roja nacional ha lanzado una campaña mundial de recaudación de fondos para hacer frente a una probable urgencia humanitaria.

Además, informa 24 Chassa, “una delegación del Parlamento Europeo viajará a Bulgaria del 18 al 20 de septiembre para inspeccionar las instalaciones que vigilan la frontera externa de la UE con Turquía”.