Cover

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, anunció que las "proyecciones de crecimiento del PIB real han sido sido revisadas sustancialmente a la baja" para los próximos años, en la rueda de prensa celebrada el 4 de diciembre. Se espera que el PIB de la zona euro "crezca en un 0,8 por ciento en 2014 (de una previsión de 0,9 por ciento hace tres meses) en un 1 por ciento en 2015 (en lugar de 1,6 por ciento) y en un 1,5 por ciento en 2016 ( por un 1,9 por ciento) ", informa Corriere della Sera.

"Esta no es la única mala noticia", añade el diario milanés: "Draghi ha rebajado una vez más el pronóstico de inflación de la zona euro" con "los temores de caer en un precipicio de deflación del precipicio cada vez más cerca, un riesgo que al BCE le gustaría evitar."

Para el Corriere, el anuncio marca

El fin de una era, el de las garantías verbales del presidente del BCE respecto a la zona euro. En los últimos dos años, el BCE de Mario Draghi ha restablecido algo de confianza en la moneda única y al mismo tiempo, ha comprado un poco de tiempo para que los políticos de la zona euro puedan aplicar las reformas comprometidas y para que los bancos adapten sus procesos internos bajo la supervisión de Fránkfurt. [...] Las palabras ya no son suficientes, ahora que las cifras muestran lo anémica que se encuentra realmente la eurozona.