Entrevista INICIATIVA CITIZENS TAKE OVER EUROPE:

“Queremos una Europa protectora y protegida”

El 9 de mayo, día de Europa, la alianza “Citizens Take Over Europe” (los ciudadanos toman Europa) inaugura su asamblea, un espacio de diálogo entre ciudadanos sobre el futuro de Europa. Esta asamblea es necesaria porque en la Conferencia sobre el Futuro de Europa, organizada por la Unión Europea, se ha relegado a un segundo plano a la sociedad civil, explican Marta Cillero, Michele Fiorillo y Martin Pairet.

Publicado en 13 mayo 2020 a las 10:56
Ein Europa für Alle demonstration. Berlin, May 2019. | ©Mirko Lux

Voxeurop: ¿Cuáles son las aspiraciones de la iniciativa ciudadana “Citizens Take Over Europe” en relación con la Conferencia sobre el Futuro de Europa? ¿Por qué sentisteis la necesidad de crearla? ¿La Conferencia sobre el Futuro de Europa no era suficiente?

Michele Fiorillo: La crisis del Covid-19 ha transformado una terrible pandemia global en una nueva crisis del sistema europeo. La Conferencia sobre el Futuro de Europa, que en teoría debía comenzar el 9 de mayo en Dubrovnik, ha tenido que posponerse a una fecha indefinida. En cualquier caso, no había un acuerdo institucional entre la Comisión, el Parlamento y el Consejo Europeo sobre el alcance, la metodología o los objetivos de esta conferencia. Basándose en lo que habían propuesto previamente estas instituciones, muchas organizaciones sociales ya criticaban la estructura y metodología de la conferencia por dar a la sociedad un papel completamente secundario. No se tuvieron en cuenta ninguna de las inspiradoras metodologías ciudadanas y llevadas a cabo con éxito en Irlanda o Bélgica.

Nuestra intención con la coalición Citizens Take Over Europe es demostrar que estamos preparados para tomar la iniciativa, dar nuestra opinión sobre nuestro futuro y poner a los ciudadanos y residentes en el centro de la conversación sobre el futuro de Europa. No solo eso: consideramos esencial que los ciudadanos europeos se organicen más allá de sus propias fronteras para así avanzar hacia la Europa que anhelamos: una Europa protectora y protegida.

¿Estamos ante el comienzo de un proceso a largo plazo liderado por la sociedad civil? ¿Podríais describirlo?

Michele Fiorillo: el 9 de mayo será el primer paso hacia la apertura de un espacio público transnacional. Una Conferencia ciudadana sobre el futuro de Europa, en forma de una asamblea de ciudadanos europeos, podría ser un instrumento con mucho peso para organizar esta movilización ciudadana. Experiencias como la de la Asamblea Ciudadana de Irlanda o el G1000 han demostrado la capacidad con la que los ciudadanos podrían decidir juntos por un bien común. El 9 de mayo publicaremos nuestra propia “declaración de Schuman”, hecha para la ciudadanía, iniciando así un proceso para la construcción de una Conferencia de ciudadanos europeos autoorganizada, que se llevará a cabo durante mínimo los próximos dos años, en la que la gente pueda expresar su opinión sobre nuestro presente y nuestro futuro. Tenemos que asegurarnos de que la participación tanto de los ciudadanos como de la sociedad tiene un papel fundamental en las nuevas iniciativas para el futuro de Europa.

Necesitamos introducir una fuerza ciudadana con la intención de influir a los de arriba para reinventar nuestra relación con Europa en un momento en el que un gobierno jerárquico pone en peligro la idea de solidaridad europea y divide aún más nuestras sociedades. Este proceso podría también conducir al nacimiento de un poder constituyente capaz de crear un verdadero demos europeo (o incluso una nación europea) y, en última instancia, una constitución democrática europea. Para lograr todo esto, necesitamos nuestro “Juramento del Juego de Pelota” transnacional entre ciudadanos europeos y que las organizaciones (quizás en alianza con el Parlamento Europeo) estén dispuestas a unirse a este ambicioso experimento. Ha llegado el momento.

¿Cómo entendéis el papel cada vez más importante de los grupos sociales en la remodelación del proyecto europeo, ahora tan frágil? ¿Cuál es su influencia?

Marta Cillero: la coalición Citizens Take Over Europe y los ciudadanos de toda Europa han multiplicado las peticiones, cartas abiertas y proyectos durante las crisis financiera, de los refugiados y sanitaria. Por primera vez, nuestra coalición ha unido distintas organizaciones de la sociedad civil europea de una manera inaudita, para desafiar a las instituciones europeas con nuestro propio plan de renovación democrática. Nuestro cometido como sociedad civil transnacional es llevar a cabo nuestras propias iniciativas por el futuro de Europa, amplificando las voces normalmente ignoradas y marginadas, voces que las instituciones y los gobiernos no pueden desoír.

Necesitamos nuestra propia Conferencia de ciudadanos europeos: una asamblea transnacional que sea capaz de aunar la visión y la ambición que nuestros líderes no consiguen demostrar. Creemos que millones de ciudadanos y residentes europeos que se están viendo afectados directamente por la pandemia del Covid-19 pueden comprobar el impacto directo de la falta de solidaridad entre los Estados miembros. Una sociedad civil organizada tiene la responsabilidad de abrir el espacio político para abordar los problemas de los ciudadanos en Europa y creemos que ahora es el momento perfecto para exigir el canal adecuado a las instituciones, y así asegurarnos de que los ciudadanos siempre están en el centro de la toma de decisiones.

¿Están trabajando junto a partidos políticos o a veces incluso mano a mano? ¿Cuál es su relación con el mundo de la política?

Marta Cillero: los grupos sociales deben trabajar junto a los partidos políticos para preservar su papel de contramedida a las estructuras de gobierno tradicionales, así como su capacidad de criticar la responsabilidad del gobierno para con las necesidades de los ciudadanos. Nuestra misión es también proponer alternativas sobre cómo gobernarnos mejor y cómo crear las condiciones adecuadas para que los ciudadanos y residentes europeos estén al centro de la toma de decisiones. Establecer vínculos y tener aliados en política son dos elementos esenciales para conseguir nuestros objetivos: tenemos que trabajar con las estructuras tradicionales del poder para sentar las bases de una democracia participativa real en Europa. Sin embargo, las iniciativas de cambio corren muchas veces el riesgo de ser instrumentalizadas y convertirse en un símbolo de muchos partidos políticos y gobiernos para legitimar sus acciones. En Francia, por ejemplo, hasta abril de 2020 se celebraba una Conferencia ciudadana sobre el cambio climático completamente participativa, pero aún no está claro si las propuestas expresadas por los ciudadanos se harán realidad. Como actores de la sociedad, debemos tener en cuenta esta presión cuando trabajamos con el mundo político tradicional.

La sociedad civil está débilmente anclada al sistema de toma de decisiones de la Unión Europea y es fácil ignorarla . Por eso es tan importante usar esta crisis sin precedentes para crear unidad entre los muchos actores de la sociedad europea, y tomar la iniciativa para organizarse de tal manera que no se nos pueda pasar por alto.

¿Qué grado de efectividad tienen las acciones y propuestas para recuperar los valores de cooperación, igualdad y solidaridad, inicialmente en el núcleo del proyecto original europeo?

Martin Pairet: en las crisis de las últimas décadas, la política europea ha fracasado en la organización de solidaridad para los más excluidos, los gitanos, los migrantes y otros ciudadanos europeos similares. Muy a menudo, como actores de la sociedad, escuchamos el argumento de que este fracaso se debe a la falta de competencias de las instituciones europeas en ciertas áreas como la migración o la salud. Sin embargo, en muchos casos existen alternativas que podrían fomentarse y compartirse entre los gobiernos nacionales y las instituciones europeas no son, en ningún caso, una excusa para eludir esa responsabilidad. Millones de personas se han organizado más allá de sus propias fronteras para apoyar a los más marginados de nuestra sociedad y han desarrollado plataformas de gobierno alternativo local que reinventan la manera en la que vivimos y tomamos decisiones sobre nuestras vidas. Sus acciones han demostrado que hay alternativas posibles y que son los propios ciudadanos los que las están implementando.

¿Cómo se perdieron estos valores y por qué un gobierno tan jerárquico ha fracasado cubriendo las necesidades de los europeos? ¿Podría la sociedad civil conseguir fortalecer una democracia tan debilitada en cada vez más Estados miembros?

Michele Fiorillo: el proyecto europeo lleva estancado más de una década . “Razones de estado” enfrentadas están bloqueando el Consejo de la Unión Europea y, por esta razón, la UE no puede llevar a cabo adecuadamente una forma de gobierno más democrática, transnacional y que considere al pueblo europeo como un todo. Tenemos un mercado común, pero no una política social común a todo el continente y esto debilita la legitimidad de la UE y fomenta fuerzas nacionales populistas. Sin un desarrollo de una contramedida cívica y transnacional capaz de presionar al Consejo y otras instituciones, Europa no podrá tomar decisiones esenciales en la dirección adecuada.

Ningún país podrá salvarse de la catástrofe de la crisis del Covid-19 si no actuamos juntos y cooperamos hacia una Unión más fuerte. Si actúa dividida y de una manera proteccionista, la Unión Europea será incapaz de cumplir con sus obligaciones de solidaridad con otros países. Creemos que es un asunto del que los ciudadanos europeos son cada vez más conscientes. También estamos seguros de que Europa cambiará y será más democrática, libre e igualitaria. Asimismo, invitamos a todo el mundo a unirse a este proceso ciudadano y moldear todos juntos un espacio público europeo, permanente y transnacional para la reflexión y la participación ciudadana.

La iniciativa Citizens Take Over Europe es un esfuerzo conjunto de un grupo de organizaciones de la sociedad civil en continua expansión, que actualmente consiste en: Alliance4Europe, Another Europe is Possible, Bundesnetzwerk Bürgerschaftliches Engagement, CIVICO Europa, Democracy International, European Alternatives, European Civic Forum, European Democracy Lab, European Women Alliance, EUmans, Mehr Demokratie, New Europeans, The ECI Campaign, Eurotopia, The Good Lobby, y WeMove Europe.

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema