República Checa

Se impone la ley seca tras la ola de alcohol adulterado

Publicado en 17 septiembre 2012 a las 13:35

Cover

“La prohibición podría durar algunos meses”, anuncia en portada Mladá fronta DNES, después de que el viernes 14 de septiembre el ministro checo de Sanidad decretase la prohibición de la venta de bebidas que contengan más del 20 % de alcohol. Los aguardientes y otras bebidas espirituosas embotelladas han desaparecido de las tiendas, de los restaurantes y de los bares por una ola de intoxicaciones por alcohol adulterado que desde el 6 de septiembre se ha cobrado 21 vidas en todo el país. La mayoría de las víctimas se concentran en las regiones fronterizas con Polonia, en Moravia-Silesia, y en las regiones de Zlín y Olomouc. La policía ya ha investigado a 23 productores y distribuidores sospechosos de haber añadido metanol a las bebidas y se afana en la búsqueda del origen de todo el alcohol adulterado.

Según Lidové noviny, que publica los primeros resultados de la investigación, “el veneno proviene de Polonia. Del líquido limpiaparabrisas anticongelante” de los coches. La policía sospecha que los productores emplearon metanol procedente de Polonia: ya en julio, Gazeta Wyborcza reveló que “el metanol, tres veces más barato que el etanol que se usaba hasta ahora, pero que es tóxico, se empleaba desde 2010 para la fabricación de líquido limpiaparabrisas por cuestión de precio”. Aparentemente sin estar al corriente de ese cambio, los productores checos de bebidas espirituosas con pocos escrúpulos siguen aprovisionándose de líquido limpiaparabrisas en Polonia para elaborar sus bebidas.

La ola de intoxicaciones no respeta las fronteras y se extiende a otros países vecinos: “El envenenamiento también afecta a nuestro país”, recalca en portada el 17 de septiembre el diario eslovaco SME, según el cual, la víspera, ocho personas intoxicadas con metanol habían sido hospitalizadas en la ciudad de Presov, mientras que ya ascienden a 4 los muertos en Polonia. Por eso, las autoridades sanitarias polacas ya han anunciado la prohibición de la venta de alcohol de alta graduación que provenga de República Checa.

Suscríbase al boletín de Voxeurop en Español

“Que la prohibición se levante lo antes posible se considera un asunto de interés público”, comenta Lidové noviny, puesto que ello supone para el Estado una pérdida valorada en 750 millones de coronas (alrededor de 30 millones de euros) al mes en impuestos. Según las cifras publicadas por Hospodárské noviny, en República Checa se venden 155.000 litros de licores al día.

¿Te ha gustado este artículo? Nos alegra mucho. Se encuentra disponible para todos nuestros lectores, ya que consideramos que el derecho a la información libre e independiente es esencial para la democracia. No obstante, este derecho no está garantizado para siempre, y la independencia tiene su precio. Necesitamos tu apoyo para seguir publicando nuestras noticias independientes y multilingües para todos los europeos. ¡Descubre nuestras ofertas de suscripción y sus ventajas exclusivas y hazte miembro de nuestra comunidad desde ahora!

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema