Ideas Nabeelah Shabbir: Brexit desde UE

Nabeelah Shabbir: “Siempre seré europea”

“¡Puedes quedarte los próximos cinco años!”. Nabeelah Shabbir, una periodista británica de The Correspondent, acaba de convertirse en residente temporal en Países Bajos y es una de los 1,2 millones de británicos que viven en el extranjero. Ahora que el Brexit está a la vuelta de la esquina, estas son algunas de sus reflexiones.

Publicado en 10 diciembre 2020 a las 14:44

Nunca antes había solicitado un permiso para vivir, trabajar o estudiar en un país europeo. He visitado casi todos los Estados miembros europeos. He aprendido alemán, español y un poco de francés. He pasado meses y años estudiando o trabajando en Colonia, Bruselas, París y, ahora, Ámsterdam. Es un privilegio que los británicos hemos aprendido a perder. Acaban de expedirle su primer pasaporte a mi sobrino de dos años y no es como el mío de color burdeos que podré conservar unos años más, sino uno azul de menor valor.

 Photo: Yara van der Velden/ The Correspondent

El adagio para los que representamos el 49 % de los que querían quedarse en la Unión Europa sigue siendo un tanto empalagoso. Aunque dentro de seis semanas dejaré de ser ciudadana de un Estado miembro de la UE, siempre seré europea. 

El proceso de inmigración no me ha tratado con tanta dureza como a otros. Tuve que esperar alrededor de dos meses para conseguir una cita y registrarme en el ayuntamiento de Ámsterdam. Fue el mismo tiempo que tardé en encontrar un piso apropiado en la ciudad. Durante la búsqueda de vivienda, nos chocamos con los manillares de las bicicletas unos cuantos ‘Brits burgers’, o ciudadanos británicos. Un nuevo compañero holandés me dijo que, de todos modos, tanto yo como los que dejamos el Reino Unido junto con empleados de empresas como Panasonic y Sony, podíamos permitirnos los elevados alquileres por una bonificación fiscal que existía para atraer a extranjeros al país. 

Convertirme en residente temporal de un país de la UE fue cuestión de esperar mi turno. Recibí la primera carta de inmigración en la que me informaban de que éramos muchos los que solicitaríamos el permiso de residencia debido al Brexit. En cierto modo, para mí el ‘periodo de transición’ fue más tangible, aunque de forma no oficial se esté convirtiendo en una paralización en política. Tenía un límite de tiempo para solicitar la residencia y era cuestión de semanas.

Suscríbase al boletín de Voxeurop en Español

Fue relativamente sencillo solicitar la residencia en un Estado miembro de la UE, con el privilegio que me otorgaba disponer de una vivienda y un contrato laboral. En el ayuntamiento, mostré mi certificado de nacimiento, el pasaporte y el contrato de alquiler para obtener mi número fiscal único o BSN. Envié por correo electrónico mi solicitud, junto con una tasa de 60 euros. Mientras, en mi país, algo menos de tres millones de ciudadanos de la UE solicitaban ‘quedarse’ como parte del Settlement Scheme, o esquema de asentamien…

¿Eres un medio de comunicación, una empresa o una organización? Consulta nuestros servicios editoriales y de traducción multilingüe.

Apoya el periodismo europeo independiente

La democracia europea necesita prensa independiente. Voxeurop te necesita a ti. ¡Únete a nosotros!

Sobre el mismo tema