La crisis causa estragos en Grecia, España, Italia y Portugal. Todo el Sur de Europa se ha doblegado. ¿Todo el Sur de Europa? No. En estos países se están haciendo realidad las reivindicaciones de algunos. Las de Juan Rosell, por ejemplo, presidente de la organización patronal española, CEOE. Durante años ha reclamado más flexibilidad en la protección contra el despido. Hoy el Gobierno le ha concedido este deseo. "No será la última reforma del mercado laboral", profetiza Juan Rosell, seguro de su éxito. La crisis es su oportunidad.

**Lea el artículo completo en el sitio web de Frankfurter Rundschau** Este artículo ha sido retirado bajo petición del propietario de los derechos de autor