La Liga de Defensa Inglesa o EDL (English Defence League), el 'ejército callejero' anti-musulmán compuesto por ultras de fútbol que han saltado a los titulares de los periódicos británicos el pasado año por sus protestas a menudo violentas, va a celebrar una concentración en Ámsterdam en Octubre. La EDL va a manifestarse para apoyar a Geert Wilders, el instigador holandés anti-inmigración, con las recién creadas Liga de Defensa Francesa y Liga de Defensa Holandesa, inspiradas en el grupo inglés y que se unirán a otros militantes anti-islámicos de toda Europa.

La EDL, creada en 2009, organizó en ciudades de toda Gran Bretaña durante el pasado año más de una docena de marchas y manifestaciones en las que a menudo se produjeron disturbios. Las protestas que atraían sólo a varios cientos de militantes al final del año pasado, ahora reúnen a miles de ellos. El 28 de agosto, una concentración en Bradford, West Yorkshire, hogar de la segunda mayor comunidad de asiáticos del sur en el Reino Unido, se convirtió en una pesadilla cuando los miembros se enfrentaron con la policía y lanzaron a los activistas anti-racistas ladrillos, botellas y bombas de humo. Según los medios de comunicación, trece de ellos fueron arrestados.

Los organismos de control anti-racistas consideran a la EDL una de las organizaciones más preocupantes en el entorno de la extrema derecha en el Reino Unido desde la década los setenta y la época del Frente Nacional, un partido político abiertamente neo-nazi y que defendía la supremacía de la raza blanca. Ahora parece que el grupo está teniendo éxito al exportar su novedosa fórmula de nativismo al continente: una combinación de vitriolo anti-musulmán, marchas urbanas agresivas e intentos de captar a las bandas de ultras de fútbol, organizando concentraciones cuando se celebran partidos.

Una nueva clase de extrema derecha

La EDL es distinta a la extrema derecha y se originó en principio a partir de la subcultura "casual futbolística". Afirma ser multiétnica, tener como objetivo al "yihadismo" más que a los musulmanes y emplea una retórica más en consonancia con los extremistas del anti-islamismo neo-conservador que con la nostalgia del Nazismo de otras formaciones de extrema derecha.

"Los miembros de la Liga de Defensa Inglesa reconocen que deben detener esta amenaza a toda costa. Nuestros amigos cristianos, judíos, sijs e hindús pueden contarnos muchas cosas con respecto al Imperialismo Islámico", se lee en la página "Exposición de los mitos" del grupo. Uno de sus líderes es Guramit Singh, un sij nacido en Gran Bretaña y que dice ser, al igual que Wilders, totalmente partidario de Israel. Mantiene además las "divisiones" de judíos y LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), al tiempo que apoya la prohibición de la construcción de mezquitas y del uso del burka. En una manifestación en Bolton en marzo, un hombre sostenía un triángulo rosa junto a pancartas y letreros anti-islamistas. Su división LGBT cuenta hasta ahora con 107 miembros.

Aunque sería un anatema para las agrupaciones tradicionales antisemitas de extrema derecha, el grupo ha llegado a blandir la bandera israelí en sus concentraciones y, según el Jewish Chronicle, su división judía contaba con cientos de miembros en su página de Facebook, hasta que fue borrada recientemente.

Vínculos con el BNP y los demócratas suecos

Al igual que otras formaciones en Europa descritas por las organizaciones de control de la extrema derecha como "de extrema derecha ligeras", sobre todo las de Wilders, el Partido Popular Danés y últimamente el de Pim Fortuyn, algunos miembros de la EDL intentan distanciarse de los que ellos mismos denominan como los "neandertales que adoran a Adolf". Pero estas mismas organizaciones afirman que, aunque la EDL no es una agrupación directamente "fascista" o neo-Nazi, sigue manteniendo vínculos con la extrema derecha tradicional.

El pasado año, en todas las manifestaciones excepto en dos, se arrestaron a decenas de personas. Las marchas del grupo suelen incluir consignas anti-musulmanas y con frecuencia acaban en actos violentos. En una concentración en Dudley en julio, se atacó un templo hindú, así como una serie de establecimientos, restaurantes, vehículos y hogares. Es difícil estimar con precisión las cifras del tamaño de la organización y sus seguidores, ya que se desconocen las cifras de las nuevas franquicias continentales. El grupo afirma contar con "miles" de seguidores. Por su parte, la policía calcula que entre 1.500 y 2.000 manifestantes de la EDL participaron en la marcha de Newcastle Upon Tyne en mayo de este año, en una de sus mayores concentraciones.

La manifestación en Ámsterdam tendrá lugar el 30 octubre, según el sitio web de la EDL. El señor Wilders tiene cita en los tribunales a finales del próximo mes y se enfrenta a los cargos de incitación al racismo. El caso comienza el 5 de octubre y se espera que el veredicto se conozca el 2 de noviembre.

El islam, enemigo común

Junto a ellos se encontrarán miembros de las recientemente creadas Liga de Defensa Holandesa y Liga de Defensa Francesa, ambas inspiradas en la EDL. La Liga de Defensa Francesa, que emplea también la versión anglófona de su nombre y la francesa "Ligue Française de Défense", aunque últimamente se denomina Liga 732, la fundó un grupo de seguidores del Paris Saint Germain, que, según la agrupación, "intenta unificar a todos los 'casuals', los ultras y los seguidores franceses para luchar contra el islam radical". La cifra 732 hace referencia al año en el que el rey francés Carlos Martel, el abuelo de Carlomagno, salió victorioso de la Batalla de Tours, en la que se detuvo la expansión islámica hacia Europa Occidental.*

Steve Simmons, portavoz de la Liga de Defensa Inglesa, expuso a euobserver.com que los militantes del "movimiento anti-yihad" en Alemania, Bélgica, Suiza y "otros Estados europeos" se unirán a ellos en Ámsterdam para presentar lo que se denomina "Liga de Defensa Europea" o, también con el término mucho más amable de "Iniciativa de Amistad Europea". "Como sabrán, el gran Geert Wilders debe enfrentarse en los tribunales a los cargos de odio racial", proseguía. "Creemos que se está minando la libertad de expresión y que se está restando importancia a los musulmanes radicales y al islam en general. Geert tiene el valor de continuar con su batalla y queremos apoyarle", comentaba Simmons.

Además, no daba importancia a la reputación agitadora del grupo: "Queremos que se convierta en una especie de celebración en lugar de una protesta, con comida, bebida y ocio". Afirmó que los soldados fuera de servicio del Reino Unido, Holanda y Alemania que forman la "Unión de Fuerzas Armadas", (derivada de la "Liga de Defensa de las Fuerzas Armadas", un grupo de Facebook de soldados y marineros simpatizantes de la EDL) se han ofrecido a la policía holandesa para encargarse de la seguridad del evento.