Cover

"¿Y ahora qué?". Al día siguiente del mediatizado desmantelamiento de la "jungla", el campo de refugiados situado en Calais, al norte de Francia, Libération se pregunta sobre el futuro de estos candidatos al exilio británico y sobre la solución a los problemas migratorios. "De momento [la UE] al menos ha armonizado las normas de entrada y de estancia de los extranjeros y de los solicitantes de asilo", escribe el diario francés, que recuerda que la gestión de los inmigrantes se rige por el reglamento denominado "Dublín II" que prevé que los exiliados soliciten asilo en el país al que hayan llegado en Europa. "El flujo de sin papeles en la "jungla" de Calais y también en Lampedusa, en Gibraltar o en otros lugares requiere un plan europeo a gran escala. Es necesario (…) que las naciones del Viejo Continente negocien acuerdos de ayuda mutua (…) y adopten un sistema de asilo. Sólo de este modo podremos quizás poner fin a las indignas 'operaciones de limpieza'" concluye Libération.