Cover

"La vida es lo más importante. Cuando hay vida, lo segundo más importante es la libertad. Y cuando se da la vida por la libertad, no se puede decir cuál es más importante". Esta cita de Marek Edelman, el último comandante del levantamiento del gueto de Varsovia que falleció el 2 de octubre a los 87 años, "refleja su filosofía de vida: sin concesiones, decididamente honesta, inquebrantable en sus principios", escribeGazeta Wyborcza, que le dedicó su portada del 3 de octubre. En 1943, en el levantamiento contra las fuerzas alemanas, "animó a la gente en un combate desesperado, no por la vida, pues pocos sobrevivieron, sino por una muerte digna". Tras la guerra, fue cardiólogo, miembro del sindicato Solidaridad y fue arrestado cuando se instauró la ley marcial en 1981. En 1968, recuerda Gazeta Wyborcza, se negó a abandonar el país, pues se consideraba "el guardián de las tumbas de los judíos".