Cover

“La crisis griega se está volviendo una prueba peligrosa para la zona euro y la para Unión Europea”, opina La Tribuneen el artículo titulado “la fractura griega”, en referencia a la actual división de opiniones entre París y Berlín. Resumen del último enfrentamiento: la reacción de Angela Merkel al ultimátum lanzado por el primer ministro griego Georges Papandreu emplazando a los europeos a encontrar una solución al asunto griego de aquí al 2 de abril, en caso contrario, Atenas amenaza con buscar el apoyo del FMI. Y es que esta idea realmente seduce a Angela Merkel, porque “esto le evitaría recurrir a los fondos europeos, ya que Alemania asegura una buena parte de los mismos”, explica el periódico. Los votantes se darían por satisfechos. Además, “rechazando abrir las arcas de dinero, Angela Merkel obliga a Sarkozy a mostrarse más permeable a la visión alemana de la Unión Económica y Monetaria”. La ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde, descartó la semana pasada el proyecto de “Fondo Monetario Europeo”, una versión reforzada del Pacto de estabilidad, propuesto por su homólogo alemán, Wolfang Schäuble. “La opción FMI que Berlín pone sobre la mesa hace subir las apuestas de sobre las posibilidades de un buen gobierno económico…y las presiones sobre el Elíseo, últimamente muy silencioso en cuanto a este asunto.” concluye La Tribune.