Bulgaria: El euro puede esperar

4 septiembre 2012 – Presseurop The Wall Street Journal Europe, EUobserver.com

The Wall Street Journal informa de que “como respuesta a unas condiciones económicas que se deterioran y al aumento de la incertidumbre con respecto al futuro” de la eurozona, Bulgaria “ha congelado indefinidamente los ansiados planes de adoptar la moneda común”. En una entrevista concedida a ese diario, el primer ministro, Boiko Borisov, y el ministro de Finanzas, Simeon Djankov, manifestaron que los riesgos que como país plantea su pertenencia al euro son demasiado altos, teniendo en cuenta que Bulgaria comienza ahora el tercer año de un programa de austeridad.

"Se ha producido un cambio en nuestra manera de pensar y en cómo lo ven los ciudadanos… Ahora mismo, no creo que incorporarnos a la eurozona nos reportase beneficios, sino que acarrearía únicamente gastos", concretó Djankov, que especificó que “tampoco están claras cuáles son las reglas y cómo serán en un año o dos". Esgrimiendo el argumento de que el desacuerdo sobre el alcance de la austeridad seguirá siendo un problema para la moneda única, el primer ministro Borisov predijo que "asistiremos con seguridad a una creciente división en Europa, porque muchos Gobiernos no están preparados para hacer frente a las difíciles decisiones que tienen que tomar. Es como un niño malcriado que no quiere ir al dentista a tratarse el dolor de dientes, a pesar de que sabe que es necesario".

EUObserver señala que “Bulgaria ya cumple con los requisitos económicos para incorporarse al euro, puesto que ha reducido su déficit presupuestario a 2,1% en 2011, muy por debajo del 3% fijado como límite por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento”. El portal de noticias también añade que el cambio de postura del país no cumple con los compromisos existentes: “Todos los Estados miembros, a excepción de Reino Unido y Dinamarca, deben incorporarse a la moneda común según los términos de pertenencia a la UE que se fijaron”.

Factual or translation error? Tell us.